Ubicado 5,5 km al norte de la actual Siem Riep, en la provincia homónima de Camboya, Angkor Wat forma parte del complejo de templos construidos en la zona de Angkor, la antigua capital del Imperio jemer durante su época de esplendor, entre los siglos IX y XV. Angkor abarca una extensión en torno a los 200 km², aunque recientes investigaciones hablan de una posible extensión de 3.000 km² y una población de hasta medio millón de habitantes, lo que lo convertiría en el mayor asentamiento preindustrial de la humanidad.

Entre los siglos XIV y XV, el Imperio jemer vio llegar desde Sri Lanka a los primeros monjes budistas Theravadas, que transformarían los templos para la nueva religión. Fue en ese tiempo cuando el templo de Angkor Wat se remodeló para adaptarse al culto budista Theravāda, hechos que sucedieron poco antes del abandono final de Angkor.

Tras su abandono a finales del siglo XVI, Angkor fue sepultada por la selva, con la única excepción del templo de Angkor Wat, que permaneció habitado por monjes budistas.

Todavía persiste la leyenda de que Angkor Wat cayó en el olvido hasta que fue redescubierto a finales del siglo XIX por el naturalista francés Henri Mouhot, quien se topó con el templo accidentalmente mientras cazaba mariposas. Pero  la primera visita documentada de un occidental a Angkor Wat acaeció en el año 1586, y fue realizada por el fraile capuchino portugués António da Madalena

"...uma construção de tal modo extraordinária que não é possível descreve-la por escrito, especialmente é diferente de qualquer outro edifício no mundo. Possui torres, decoração e todos os refinamentos que o génio humano pode conceber" 

António da Madalena tenía razón, es difícil expresar cómo es esta construcción por escrito, así que podéis ver estas fotos para iros haciendo una idea...

  • Angkor monks, Pepe Alcaide
  • Angkor Wat, National Geographic
  • Angkor, National Geographic
  • Angkor, Cultural Planet

Los templos jemeres no se concebían como lugares para la reunión de los fieles sino que servían de morada para los dioses, por lo que sólo la élite religiosa y política del país tenía acceso a los recintos centrales. Angkor Wat presenta además la particularidad de ser un templo cuya finalidad última era servir de tumba para el rey. Este planteamiento de los templos jemeres ocasiona que sus zonas más sagradas carezcan de grandes entradas o espacios ceremoniales, y que por contra se centre la atención en la percepción exterior del templo.

La mayor parte de las paredes del templo están decoradas con frisos en bajorrelieve de gran tamaño y muy buena factura.

VISITA

Una de las imágenes imperdibles es la del templo de Angkor Wat durante el amanecer y atardecer. Una vez allí es aconsejable que preguntéis en alguna agencia de turismo o donde os alojéis los horarios de salida y puesta de sol dependiendo de la época del año.

Hay varias opciones para moverse por el complejo, dependiendo de tiempos y presupuestos. Se puede contratar un tour con aire acondicionado, un coche privado, un taxi, un tuc tuc o bicicleta. Casi todo habrá que negociarlo previamente.

En internet podéis encontrar mucha información acerca de cómo visitar el templo.

Ahora os dejamos con un vídeo sobre Camboya, en el que podréis ver imágenes de los templos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *